Técnicas Curativas

Centro Fénix de Naturopatía tiene el placer de invitarles
a conocer sus técnicas curativas,
probadas y usadas por cientos de miles de personas,
con éxito, en todo el mundo; para el remedio de síntomas como: Depresión, Estrés, Ansiedad.
Dolores musculares y deterioros óseos.
Problemas respiratorios y alergias.
Dependencias y algias





Cel. 2291 185 281 - México

Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38 - España

Las Imágenes de este Blog, han sido sacadas de Internet. Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio, nos lo hacen saber y serán retirados inmediatamente.

lunes, enero 26, 2015

Tula – Toltecas – Quetzalcoatl

La esplendorosa ciudad de Ce Acatl Topilzin Quetzalcóatl.
Los primeros habitantes de la zona fueron los Otomíes o Hñahñus, ellos fundaron Mamenhi (Lugar de Lavanderas), se desconoce el año de su llegada. Más aun en el presente existe una gran población Hñahñu - Otomí.
Los Toltecas llegaron posteriormente, llamando al sitio Tollan Xicotitlan (Junto a los Abejones), tomando como referencia la cercanía a la ciudad de un importante Cerro Sagrado, conocido actualmente como el Xicuco, en el pasado Xicococ.


¿Quiénes eran los Toltecas? Los Toltecas han desempeñado la función de Sabios Guardianes de la Verdad Eterna, de la Tradición Primordial.
Los Toltecas se decían provenientes de Aztlan, cuyo gentilicio seria los Aztlantes, lugar que tiene diversas definiciones: Lugar de Garzas, Lugar de la Blancura. Es la isla mítica en donde la humanidad alcanzo un alto grado de desarrollo desde un punto de vista holístico. En Aztlan se ubica Chicomoztoc, el lugar de las Siete Cuevas, montaña matriz con Siete Úteros, que dio a Luz a los pobladores de Anáhuac.
La leyenda y el mito ubican un Aztlan peculiar, una misteriosa morada de los hijos de Los Nagas, Serpientes de Sabiduría, educadores de la humanidad, habitantes de una ciudad donde impera la Blancura y la Pureza

La palabra Tolteca se traduce de muy diversas maneras.
Toltekan en Maya es: Maestro Escultor de seres humanos.
Tól-Te-k´an en Maya: Es aquí consciente- Sabiduría en mí mismo.
Tolteca en Náhuatl: El Verdadero Artista; Dueño de un rostro, dueño de un corazón.

Las acciones del Tolteca se traducen de la siguiente manera:
Aquel que introduce el simbolismo de la Divinidad en las cosas.
Aquel que ayuda al hombre a encontrar su verdad, su raíz, aquí sobre la tierra.
Aquel cuya acción es endiosada y cuidadosa.
Aquel que dialoga con su propio corazón.

“Los Toltecas eran sabios, sus obras eran buenas, convenientes, todas bien planteadas, maravillosas... Eran cuidadosos de las cosas divinas, solo un dios tenían, lo tenían por único dios, lo invocaban, le hacían suplicas, su nombre era Quetzalcóatl. Y eran respetuosos de las cosas de dios, todo lo que les decía su sacerdote Quetzalcóatl lo cumplían, no lo deformaban. Él les decía, les inculcaba: Ese dios único, dios dual: Nuestra Madre, Nuestro Padre – Quetzalcóatl es su nombre, nada exige, sino serpientes, sino mariposas, que vosotros debéis ofrecerle, que vosotros debéis sacrificarle”.
(Danza, canto, poesía).

Por Tolteca debemos entender un ser dotado de grandes cualidades, con un desarrollo integral de su ser, poseedor de un alto grado de conciencia y de cultura. Es un título que recibieron antiguos sabios, cuyo conocimiento y prácticas estaban encauzadas a la trascendencia del mundo material. A su sabiduría le llamamos Toltecayotl.
En el grandioso camino de Ser Tolteca, encontramos un personaje: sierpe, ave, felino y humano llamado Quetzalcóatl. El cuál es la suprema manifestación de un Estado de Conciencia.
Cuando hablamos del ser Tolteca, hablamos del Maestro, de aquel que tiende a realizar su labor de la manera más perfecta posible, nos referimos al Artista, al Alquimista en el sentido más amplio de la palabra, a aquel que ha reconciliado su Nagual y su Tonal, realizando un matrimonio alquímico con su propia naturaleza, lo que indudablemente dará fruto, dará origen a un nuevo nacimiento.

Quetzalcóatl está íntimamente relacionado con una mítica ciudad, llamada Tollan o Tula y vemos sorprendentemente que la palabra Tula o Tollan, empleada en las voces Nahuas, es también citada en los textos esotéricos que nos hablan de la antigua Atlántida. Tula o Tulanzu, Ciudad del Sol, es citada en el Popol Vuh, asociada con el pueblo Quiche: los Tamub (descendientes de Tan) y los Ilocab (tribu de Videntes. En realidad con la palabra Tula o Tollan, nos dicen personajes cultos en la materia, se está haciendo referencia al Centro Espiritual Primordial, a la Tierra Sagrada de Los Orígenes.

René Guenon, tras un profundo análisis de los Símbolos Fundamentales, dice que bajo el nombre de Tula se hace referencia al Aspecto Femenino de Dios, similar al significado de la Shekinah de la Cábala, lo que indica la Presencia Real, la Residencia Divina del Aspecto Femenino de Dios, en el Corazón del ser humano y del Mundo.

Entendemos por lo tanto que la verdadera Tula-Tollan, es el centro divino, que se alcanza por el merecimiento. En el ser humano reflejo del cosmos, ese centro está en su corazón.
En su traducción del Náhuatl, Tollan significa “Junto del Tular” y Tula significa “lugar de Tules o Esparto”, sinónimo que en voz nahua refiere a las grandes ciudades del Anáhuac.

Lolita Vargas Martínez - Malinalticitl

Leer más...

domingo, enero 18, 2015

Tierra Madre ... Enseñame

Tierra, enséñame la quietud de la hierba inmóvil bajo la nueva luz
así podre escuchar el susurro de mi corazón.

Tierra, enséñame el sufrimiento
que las viejas rocas guardan en la memoria
así puedo saber lo que es el dolor, y elegir perdonar y ser libre.

Enséñame la humildad, como la flor es humilde al abrirse,
así, puedo aprender a ser paciente con todas las cosas,
especialmente conmigo mismo.

Tierra, enséñame a cuidar, como la Madre Natura a sus hijos,
así puedo desarrollar compasión por todos los seres.

Tierra, enséñame la valentía del árbol que permanece solo
así puedo conocer lo que es la fuerza interior.

Tierra, enséñame la limitación,
como la de la hormiga que se arrastra sobre el suelo,
así puedo descubrir el gran poder de la unificación.

Tierra, enséñame la libertad del águila que sobrevuela el cielo,
así puedo saber que se siente, al seguir a mi corazón.

Tierra, enséñame la aceptación de las hojas que mueren y caen,
así puedo amablemente permitir y aceptar el natural flujo de las cosas.

Tierra, enséñame la renovación, como la semilla que brota en la primavera
así puedo experimentar nuevos comienzos
cuando emerjo con nuevas ideas y creaciones.

Tierra, enséñame a olvidarme de mi mismo,
como la nieve derretida se olvida de esta vida,
así puedo recordar el gran propósito de mi existencia.

Tierra, enséñame a recordar la bondad,
como los secos campos limpiados por la lluvia
para que pueda practicar la bondad cada día.

Leer más...

jueves, enero 08, 2015

Vive

Lo que buscas…
te está buscando.

Lo que ayudas a descubrir en los demás…
te enlaza a la luz.

Lo que no agradecemos…
no lo vemos.

Lo que no indagamos
en nosotros mismo
por andar en el ruido del mundo…
son dones que no crecen.

Lo que sembramos en la sombra…
crece y es un árbol y todos lo ven.

Lo que sembramos en la luz…
crece y es un árbol y todos lo ven.

Hay un hilo dorado…
que une a las personas.

Hay Dios en cada gota de lluvia.

Todo lo verdadero y espontáneo…
nace del corazón.


Se puede hacer todo lo que estás haciendo…
con una sonrisa.

Hay héroes cotidianos en cada pasillo del mundo.

Hay un espíritu en ti que jamás se daña.

Hay tanta belleza…
que es imposible no ser absorbido por ella.

Esteban Simón Baldomar

Leer más...

miércoles, diciembre 31, 2014

La Medicina del Tambor

_______________________________________________________________ Sabiduría originaria

El tambor se usa para activar y curar nuestro espíritu, alineando la vibración de nuestro corazón con el de la Madre Tierra. Cada tambor tiene su propio sonido sin igual. Es usado en ceremonias, danzas, canciones y celebraciones. Es una parte de ti. Tu tambor podrá ayudarte a percibir tu unidad con todo a nuestro alrededor. Nosotros somos sagrados y el tambor es sagrado, el sonido es sagrado...

El Tambor tiene un papel central en los rituales chamánicos. El chamán considera su tambor como un caballo que le lleva a otras realidades en busca de conocimiento, poder y cura. Construir su propio tambor es entrar en contacto con esta sabiduría ancestral, buscar la fuerza y la inspiración en nuestro corazón y hacer nacer en nuestra realidad un instrumento de poder, un compañero y un maestro. Traer a la vida un tambor es como el nacimiento de una fuerza magnífica en nuestra realidad.

El Tambor tiene una medicina poderosa y profunda, capaz de tocar el alma. Cada tambor es único, así como nosotros. Cuanto más entramos en sintonía con él, más revelaciones nos serán mostradas.

Luna Llena Astro Madre

Leer más...

viernes, diciembre 19, 2014

La Vida Te Sonríe

... cuando comprendes que el otro es parte de tu vida y tú vives porque hay otro que vive para verte. Que aprendiste muchas cosas, porque otro te las enseñó, tus padres, tu escuela, tus amigos, la vida misma.

Comprenderás que la vida es siempre un camino que solo se hace al caminar con la mirada franca y un beso lejano esperándonos en algún horizonte.
Sabrás que transitamos por un sendero único e irrepetible porque es la huella que vamos haciendo en el mundo, nuestra marca, nuestra señal, que escribimos en los renglones de un relato compartido. Y tan solo de nosotros depende un verso mejor, una gran alegría, una palabra triste, un momento de olvido o una canción de amor, de nosotros depende elegir la forma de mejorar nuestro rumbo y que cada día sea un canto al sol.

No ocupes tu tiempo en ver solo el aspecto negativo de las cosas... Sueña, imagina, planea una salida, invita a alguien a comer a tu casa, da un abrazo y ríete con las personas que sonríen, ama con las personas que aman, alégrate con quienes te alegren el día, haz las cosas simples porque en lo simple brilla una pequeña luz que se hace fantástica e inmensa a los ojos de quien atesora ilusiones.

Recuerda que la vida es más que la suma de seres vivos, es un tesoro compartido del cual formas parte. Cuando comprendas esto, llenarás tus pulmones vacíos con un soplo de eternidad y serás uno con la vida, y la vida te sonreirá.

Leer más...

viernes, diciembre 05, 2014

Escucha la Vida

No busques con la razón; no es ella la que te permitirá encontrar la verdad.
Comprenderás la verdad con tu cuerpo; y también la mentira.
La verdad se encuentra en la postura correcta. Es el cuerpo quien la dice. Es el rostro quien dice la verdad, no las palabras.

Esa vida que estás tan impaciente en sacrificar en nombre de tus famosas creencias, esa vida no te pertenece. La has recibido para cultivarla y transmitirla. Es un bien precioso, ¿cómo has sido merecedor/a de él? La vida pertenece a la vida. El ideal de la vida es la vida. No tienes derecho a disponer de la tuya. Tan sólo la vida puede justificar la muerte. Matar o dejarse matar por una causa es el mismo crimen. Es un crimen contra la vida.


Escucha la vida. Cada brizna de hierba, cada ser vivo canta a la vida. Esa es la verdadera música. Lo que se aprende en el conservatorio es simplemente ridículo comparado con la gran sinfonía de la vida. Ven a integrarte en este inmenso coro compuesto por todos los seres vivos. La voz para cantar la vida la tienes en ti. Es silenciosa para el oído; pero es poderosa y lleva lejos si se la escucha. Se oye con todo el cuerpo.
Porta mensajes mudos de un ser vivo a otro. No intentes descifrar esos mensajes. No tienen ningún sentido si se los quiere expresar verbalmente. Pero esa voz muda permite expresar el amor verdadero. Con esa voz no se puede mentir. Escuchar de ese modo es abrir el alma a todos, es invitar al otro a leer en tu corazón.

No busques la sabiduría en las palabras. No hay textos sagrados ni libros santos. Tan sólo la vida es sagrada. Pero la vida te es dada, y al mismo tiempo todo aquello que necesitas para cultivarla y propagarla. El aire para respirar, el agua para beber, los alimentos para nutrirse.
El objeto de las disputas y las guerras entre los hombres concierne a lo superfluo material e ideológico. El comunismo, el capitalismo, el marxismo no tienen nada que ver con la vida. Olvida todo eso, déjate guiar por la vida. En la sociedad actual, será vulnerable todo lo que afecta a lo superfluo. Pero tu fuerza la extraerás de la vida. Cuando unes a ello tu voluntad, posees esa fuerza inagotable.

Tu riqueza la constituyen los días de la vida que acumulas. Y tu sabiduría es lo que te permite engañar a la muerte. No busques otra cosa. Permanece abierto y límpido. Tan sólo así la vida te conserva y te mantiene.

No te encierres en tu mente. Escucha la vida. Un día te sentirás deslumbrado, te verás atrapado por la magia del amor. Tu vida experimentará un calor nuevo que te producirá un gran goce. Invadirá todo tu cuerpo y te hará llorar de amor. Es un fuego que se enciende en el vientre y abrasa todo el cuerpo. Cuando se produzca lo reconocerás. El amor no es un sentimiento. Es un impulso de vida. Un impulso salvaje e indomable.

No analices nada. No expliques nada. No intentes comprender. El amor es bello. Pero la facultad de ser feliz es su única medida, y esa facultad es la que te permite o te impide oír el verdadero mensaje de la vida.

Escucha el silencio. Contempla lo invisible. Quienes se han alejado de la vida jamás podrán acceder a ello, pues el desgarramiento es irreparable. Ellos jamás se sentirán vivos entre los vivos. Para ellos, la tierra no es sino un objeto de posesión que se compra o se vende. Y que se explota. Sin embargo, todos nos hallamos enraizados en la Tierra. De ella extraemos nuestra vida.
Podemos comprender eso mediante el razonamiento, seguir las transformaciones químicas del estadio mineral al estadio orgánico. Eso está en la mente. Pero tu debes percibir esa filiación en todo tu ser. Experimentarla y disfruta de ella.

Nosotros somos la Tierra, el agua, el aire. Nosotros, es decir, todos los seres vivos. La Tierra es nuestra sustancia. Debemos amar la Tierra y respetarla. Servirla a fin de que ella nos dé la vida.

No sientas odio. La vida te proporcionará todo el saber que necesitas, y la fuerza… y el amor. Los enemigos de la vida son tus enemigos. Hay que combatirlos con una piedad tranquila, sin cólera, porque es preciso hacerlo.
Debes buscar tu mismo/a. El guía está en ti, en el interior de tu propia vida. A él es a quién debes escuchar; no te engañará jamás.

Leer más...

jueves, noviembre 27, 2014

La Sonrisa Cosmica

Mírame un momento,
a mí, el gran creador de la Vida.
Mira que cosa tan divertida he hecho.
¡Me he creado!
Me he envuelto en una envoltura humana y me he enviado
a este peculiar planeta Tierra
(que -dicho sea de paso-
también he creado yo).

Entonces era yo,
¿y que hice entonces?
Jugué un juego.
Fingí que no tenía elección,
ni fuerza, ni voluntad.
Fingí que era débil
y que estaba separado de mis otras partes.
Fingí que dependía
de pequeñas circunstancias mágicas
que acababa de crear
para el juego que jugaba.

Y, lo más divertido de todo,
verás (je je, jo jo, je je)
fingí que no estaba fingiendo.
Lo fingí tan seriamente
que me lo llegué a creer.

Entonces seguí jugando y jugando
olvidando quién era.
Y dije “bueno” y dije “malo”,
dije “correcto” y dije “equivocado”,
y dije “tuyo” y dije “mío”.
A veces guerreé contra mí mismo.
“No me basta con lo que tengo”, dije,
“así que dame lo que es tuyo”.

¡Qué serio me hice!
Es que todo parecía tan real.
No tenía fuerza, ni elección, ni voluntad,
¡estaba tan débil y tan separado!
Todo resultaba muy divertido.

El misterio de pensar
si tal vez, sólo tal vez,
tal vez por casualidad
pudiera tener algún deseo propio…
Pero me sentí sumido en el desaliento
cuando me di cuenta,
por todas las pequeñas y grandes reglas,
que no había esperanza.

Vaya.

Y el mayor miedo que tengo,
(¡da risa mirar atrás!)
es dejar este juego tonto,
porque entonces me temo que dejaría de ser.
Entonces, je je, jo jo, je je,
me temo que dejaría de ser yo.

Saskia Davis

Leer más...