Técnicas Curativas

Centro Fénix de Naturopatía tiene el placer de invitarles
a conocer sus técnicas curativas,
probadas y usadas por cientos de miles de personas,
con éxito, en todo el mundo; para el remedio de síntomas como: Depresión, Estrés, Ansiedad.
Dolores musculares y deterioros óseos.
Problemas respiratorios y alergias.
Dependencias y algias





Cel. 2291 185 281 (Veracruz) México

Tel. 680 53 75 56 - 918 16 41 70 (Madrid) España

Las Imágenes de este Blog, han sido sacadas de Internet. Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio, nos lo hacen saber y serán retirados inmediatamente.

martes, abril 15, 2014

Con el Desierto


Con el desierto ante ti, no digas: ¡Qué silencio!
Dí: No oigo.

Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué aridez !
Di: ¡ qué extraña belleza

Con el desierto ante ti, no digas : ¡ qué inmensidad !
Di: ¿por dónde comienzo?
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué pobreza !
Di: ¿qué más necesita mi pensamiento?

Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué soledad !
Di: soy lo que conmigo llevo

Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué oscuridad !
Di: no veo, pero lo siento

Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué sed !
Di: ¿cuánto preciso beber?

Con el desierto ante ti, no digas: ¡ imposible vivir !
Di: la vida es lo que he de aprender

Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué cansancio !
Di: ¡ cuánto camino por recorrer ¡

Con el desierto ante ti, no digas: ¡ no puedo más !
Di: si las dunas avanzan, yo también

Con el desierto ante ti, no digas: me doy por vencido
Di: seguiré, aunque quizás no llegue a mi destino

Con el desierto ante ti, no digas: ¡ no hay nadie más !
Di: todos tenemos desiertos que atravesar y desiertos que coincidir

Con el desierto ante ti, no digas: la arena me abrasa
Di: con la arena se construyen casas

Con el desierto ante ti no digas: estoy perdido
Di: tiene que haber algún camino

Con el desierto ante ti, no digas: jamás saldré
Di: lo que tiene comienzo tiene su fin.

Cuando estés ante tu desierto, piensa, que es uno de los paisajes más bellos de la tierra: no temas, en él está tu sustento
Di: allí aprendí lo más cierto.

Cuando estés ante el desierto no digas: ¡ qué silencio !
Di: no oigo.

Anónimo Touareg

Leer más...

lunes, abril 14, 2014

Enseñame como Amar

Madre, enséñame como amar,
más allá de mi humano temor.

Enséñame todas las alegrías de la vida detrás del velo de lágrimas.

Déjame encontrar el placer
de las manos gentiles de un amante.

Déjame conocer la sabiduría
del respeto sin demandas

Oh, guardiana del Perdón,
enséñame como ver
más allá de los juicios fútiles
apoyando a la dignidad humana.

Aprenderé tu medicina
de Madre, amante, amiga,
enseñando a otros cómo amar
y a los corazones rotos a enmendar.

Madre, enséñame como curar
los sentimientos dentro de mí.

Enséñame como respetar toda vida
con floreciente humildad.

Muéstrame el camino que se aleja del abuso,
donde todo canta a la vida,
donde el dolor del corazón es sólo un recuerdo
de antiguas luchas humanas.

Deja que mi espíritu sane
hasta que morir no sea temer
donde bienvenido es renacer
trayéndome alegres lágrimas.

Estas son las cosas que deseo,
porque en verdad quiero conocer
los senderos de sanación
a través de la noche oscura del alma...

Jamie Sams

Leer más...

domingo, marzo 30, 2014

Los Nietos del Jaguar


Las abuelas recuerdan que el jaguar era un animal negro como noche de invierno, que entre Amates se confundía para guardar el misterio de las estrellas.
Cuentan las abuelas más viejas que el jaguar le pone pruebas a la noche para que esta le cuente sus secretos.

Cuentan, cuentan también que cierto día el Jaguar decidió morder al sol y saciar el hambre del cielo.
Pasaron las edades como pasan los inviernos y el sol adentro del jaguar comenzó a germinar: de sus patas brotaron todos los reptiles, de su lomo todas las estrellas, de sus ojos todos los árboles y todas las flores, orinó y nacieron los ríos, de su panza toda el agua del mar, de su boca broto el viento que llevó el canto y la poesía por todo lo creado; las mariposas con su vuelo buscaron la forma más astuta de salir y jugar con las flores y las estrellas.

Cuentan las abuelas que el Jaguar era un animal negro como la noche, y que las mariposas que salieron en arrebato como relámpago dejaron manchas en su cuerpo, cuentan las abuelas que el Jaguar era un animal negro como la noche y que en su vientre se fecundó la tierra.

Eric Doradea

Leer más...

martes, marzo 25, 2014

Equivocarse

No se equivoca el río cuando, al encontrar una montaña en su camino, retrocede para seguir avanzando hacia el mar.

Se equivoca el agua, que por temor a equivocarse,
se estanca y se pudre en la laguna.

No se equivoca la semilla cuando muere en el surco para hacerse planta;
se equivoca la que, por no morir bajo la tierra, renuncia a la vida.

No se equivoca el pájaro que ensayando el primer vuelo cae al suelo; se equivoca aquél que por temor a caerse renuncia a volar por la seguridad del nido.

No se equivoca el hombre que ensaya distintos caminos para alcanzar sus metas; se equivoca aquél que por temor a equivocarse nunca acciona.

Pienso que se equivocan aquellos que no aceptan que ser hombre es buscarse a sí mismo cada día, sin encontrarse nunca plenamente.

Creo que al final del camino no te premiarán por lo que encuentres,
sino por aquello que hayas buscado honestamente.

El error más grande lo cometes cuando, por temor a equivocarte,
te equivocas dejando de arriesgar en el viaje hacia tus objetivos

Rabindranath Tagore

Leer más...

lunes, marzo 24, 2014

Las Nuevas Generaciones

"Muchos afirman estar preocupados por las generaciones futuras, porque presienten los peligros que amenazan el futuro de la humanidad.
Pues bien, que se preocupen primero de cómo hacen venir los niños al mundo: esto es mucho más importante que reflexionar sobre las condiciones materiales en las que vivirán.
Afortunadamente cada día hay más médicos, enfermeras, psicólogos, que comprenden la importancia de este periodo durante el cual la madre lleva a su hijo en su seno.
En efecto, ya en el seno de su madre, el niño es un ser dotado de una cierta forma de conciencia; la madre puede, pues, entrar en relación con él y ejercer una influencia sobre él.
Cuando las mujeres se den cuenta de la magnitud de su poder, comprenderán que son más fuertes que todos los medios materiales que puedan habilitarse para hacer frente a las amenazas que pesan sobre el futuro de la humanidad. Este futuro está en sus manos.
Si durante los nueve meses que lleva en su seno a su hijo, la madre se esfuerza en concentrar sobre él sus mejores pensamientos, sus mejores sentimientos y sus mejores deseos, formará un ser que, más tarde, sabrá traer la paz, la armonía y la luz al mundo. Y el padre de este niño debe sostenerla en sus esfuerzos."

AIVANHOV

Leer más...

miércoles, marzo 12, 2014

Abuela Araña

Abuela Araña, la que teje la Vida y la sostiene.
La que teje la Vida, Gran Madre y Diosa generadora de vida en la tierra; la que teje universos y los sostiene, con la capacidad creadora de la araña para tejer su tela, y también con su agresividad y su astucia. Su tela es una red en espiral, simbolizando el centro del mundo.

También conocida como "Abuela Araña", es la creadora del mundo según las religiones y mitos amerindios, como el del pueblo Diné; según la tradición, Ella es la responsable de las estrellas en el cielo: tomó una red que había hilado y la ató con rocío, luego la arrojó al cielo, y el rocío se convirtió en estrellas.
Ella enseñó a los humanos el arte del tejido y la alfarería, y fue la Divinidad que los condujo por los diferentes mundos, hacia los mundos superiores.
Para los Cherokee, Ella también trajo el sol y el fuego, y fue la encargada de tejer los meridianos y las líneas del mundo.

La leyenda de la Mujer Araña aparece en muchas culturas nativas alrededor del mundo. Los pueblos originarios entendían estas fibras luminosas en un nivel muy profundo, la unión entre todos los seres que existimos en estos mundos, sean separados por especies o unidos por hábitats, todos tejemos juntos el mundo en el cual vivimos, a través de la energía y el pensamiento (entendiendo que la energía sigue al pensamiento). Todos somos responsables por cada hilo, por cada fibra que nos conecta.

"El hombre no tejió el tejido de la Vida; es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que le hiciere al tejido, se lo hará a sí mismo"

(Gran Jefe Seattle Salish)

Leer más...

sábado, marzo 08, 2014

Enteogenia: el Despertar del Interior

Debido a su ignorancia, a su vocación católica monoteísta y a sus pretensiones de conquista, los españoles que llegaron siguiendo a Hernán Cortés prohibieron junto con el culto a los antiguos dioses mesoamericanos, el consumo de las "plantas diabólicas del Nuevo Mundo". En 1638, una instrucción del Santo Oficio español sentencia:
«Nosotros, los inquisidores, abocados a suprimir la perversidad herética y la apostasis, por virtud de la autoridad apostólica, declaramos condenada la hierba o raíz llamada peyote, introducida en estas provincias para detectar robos o adivinar otros acontecimientos, pues constituye un acto de superstición opuesto a la pureza e integridad de nuestra fe católica.»

En 1656 aparece una guía para misioneros que ataca la idolatría indígena, incluyendo ahora la ingestión de hongos. Los escritos que condenan al teonanácatl se acompañan de ilustraciones que lo denuncian. En una de ellas aparece el diablo incitando a un indio a comer hongos; en otra, el diablo danza sobre ellos.
Los jerarcas eclesiásticos hicieron un trabajo de persecución tan exitoso que durante cuatro siglos nada se supo sobre el culto relacionado con estas plantas. Ningún antropólogo o botánico fue capaz de descubrir las ceremonias rituales que continuaban llevándose a cabo clandestinamente. Fue hasta mediados de la década de 1930 que comenzaron a salir a la luz pública. Entonces se supo que las ceremonias rituales en las que intervenía alguna de estas plantas antiguamente satanizadas y prohibidas por los españoles, eran guiadas por un hombre sabio o una mujer sabia -comúnmente llamados chamanes o curanderos-, que dichas ceremonias incluían el ayuno previo como requisito para todos los participantes y que su objetivo principal era curar a personas enfermas.

Interior
Tanto los efectos de estas plantas, como los efectos de los brebajes que se preparan con ellas o los de sus respectivos alcaloides, dependen del contexto en el que se ingieren, la cantidad administrada, el propósito con el cual se utilizan, así como el control ceremonial que ejerce el chamán o la ausencia de éste; sin embargo, prácticamente todas ellas tienen en común la capacidad de generar lo que se conoce como visiones o alucinaciones, esto es: percepciones en ausencia de un objeto real (a diferencia de las ilusiones que son percepciones alteradas de un objeto presente, según las definen los psiquiatras).

La llamada Biblia de los médicos, el prestigioso manual farmacéutico Goodman & Gilman, asegura que el rasgo que distingue a estos psicoactivos de otras clases de drogas es su capacidad de inducir estados de percepción, pensamiento y sensaciones alterados que no pueden experimentarse de otra manera, excepto en sueños o, a veces, en el éxtasis religioso:
“Hay una conciencia intensificada de la entrada sensitiva, a menudo acompañada por un aumento de la claridad de percepción, pero con disminución sobre el control sobre lo que se experimenta. Con frecuencia se siente que parte del ser parece ser un observador pasivo (un 'yo espectador') más que una fuerza activa organizadora y directriz, mientras que otra parte participa y recibe experiencias sensoriales vívidas e inusuales... En este estado, la sensación más leve puede tener un significado profundo. Por lo general existe una disminución de la capacidad para diferenciar los límites entre un objeto y otro y entre el propio ser y el medio. Junto con esto puede haber una sensación de unión con la humanidad o el cosmos”.
Otra característica de los "alucinógenos" que destaca en este manual es su bajo potencial de abuso: "son sustancias que rara vez provocan dependencia y excepcionalmente desembocan en un hecho fatal".

Despertar
Etimológicamente, el verbo alucinar procede del latín halucinari, "divagar mentalmente o hablar sin sentido", y en esa lengua es sinónimo de palabras que significan estar loco o delirar. Así pues, el adjetivo alucinógeno impone de inmediato un juicio de valor negativo sobre la naturaleza de las percepciones alteradas, ya que alucinar significa "ofuscar, seducir o engañar, haciendo que se tome una cosa por otra". Debido a ello se han propuesto múltiples denominaciones científicas para tratar de abarcar etimológicamente sus efectos: psicodislépticos, eidéticos, misticomiméticos, psicógenos, psicoataráxicos, psicotógenos, psicotomiméticos, etc.
Desde la perspectiva de doctor Humprey Osmond y muchos otros investigadores, no se les puede aplicar el término de alucinógenos ya que pocas veces producen alucinaciones reales sino más bien ilusiones sensoriales, ni el de psicomiméticos, porque sus efectos son mucho mayores que la simple imitación de episodios de locura, por eso propuso el término de psiquedélicos. Él pensaba que podían propiciar una experiencia directa hacia los ámbitos espirituales y que los epítetos clínicos desdeñosos no debían oscurecer su verdadera riqueza, dado lo cual acuñó el vocablo psiquedélicos, un nombre con profundidad mística ya que etimológicamente significa "manifestadores o reveladores del alma", pues viene de los términos griegos psique, que es el denominativo de "alma o espíritu" y delos que significa, "manifestar, revelar o hacer visible".

Por desgracia, los medios de comunicación masiva se encargaron de transformar a los psiquedélicos en psicodélicos, tal como tergiversaron muchas otras cosas respecto a estas drogas que terminaron asociadas con la rebelión cultural, los nuevos estilos artísticos y la apología del uso de sustancias psicoactivas durante la década de los años sesenta. Así fue como este excelente término cayó en desuso.

Leer más...